Joan Valero

Una obra documentada de Pere Nicolau para el rey Martín el Humano. El políptico de los Gozos de la cartuja de Valldecrist, Retrotabulum, 8

FRANCESC RUIZ I QUESADA. Una obra documentada de Pere Nicolau para el rey Martín el Humano. El políptico de los Gozos de la cartuja de Valldecrist, Retrotabulum, 8, 2013, 43 p.
ISSN: 2014-5616

El favor real de Martín el Humano hacia las cartujas, especialmente a la de Valldecrist (Altura, Castelló), favoreció que fueran el destino final de las mejores obras de arte. Asimismo, la gran veneración del último monarca del casal de Barcelona hacia las reliquias originó un auténtico tesoro, con innumerables testigos, parte del cual asignó a Valldecrist. La elevada calidad artística de las obras y el gran valor simbólico de las reliquias coincidieron en una composición magistral: el políptico que el rey Martí regaló al cenobio de Altura.

En el año 1403, el pintor catalán Pere Nicolau cobró de Francesc Martorell, rector de Puçol y canónigo de la catedral de Valencia, la cantidad de cien florines por siete tablas en que se representaban los siete Gozos de la Virgen María, las cuales habían sido destinadas por el monarca al monasterio cartujo de Valldecrist. Gracias a la descripción del políptico, realizada por Rafael Martí de Viciana en el año 1563, en este artículo damos a conocer que tres de las siete tablas se conservan en el Museo de Bellas Artes de Zaragoza y en la colección John G. Johnson del Philadelphia Museum of Art.

A este conjunto espléndido y a una pintura magnífica, la Verónica del Museo de Bellas Artes de Valencia, dedicamos buena parte de este estudio, teniendo en cuenta los primeros trabajos pictóricos llevados a cabo en la cabecera de la iglesia primitiva del monasterio de Valldecrist, dedicada a santo Martín. A pesar de los buenos propósitos para terminarla, la campaña siciliana (1392-1396) y la extrema fragilidad de las finanzas reales al llegar Martín al trono debieran atrasar, hasta el año 1400, unas obras que ya estaban muy avanzadas en el año 1391.

El estudio de las cartujas, en tiempos del rey Martín el Humano, nos ha facilitado coincidir con la tabla del Juicio Final del monasterio de Miramar de Valldemossa, actualmente en la Alte Pinakothek de Múnich. Pintada por Gherardo Starnina, se trata de una pintura excepcional que, tal vez, muestre el sueño apocalíptico que tuvo Martín I, en el valle de Josafat.

Texto: Francesc Ruiz i Quesada

Descargar en PDF de la web de Retrotabulum