Joan Valero

La scuola di Spoleto. Immagini dipinte e scolpite nel Trecento tra Valle Umbra e Valnerina

ALESSANDRO DELPRIORI. La scuola di Spoleto. Immagini dipinte e scolpite nel Trecento tra Valle Umbra e Valnerina, Quattroemme, 2015
ISBN: 978-8889398869

Spoleto es la capital histórica de la zona recorrida por el río Nera, suya es la diócesis, el dialecto, y suyo es, por así decirlo, el lenguaje artístico que desde finales del siglo XII hasta el siglo XVI hace de Valnerina un atípico laboratorio artístico, en ocasiones incluso extraordinario por calidad e importancia. A partir de finales del siglo XIII, los artistas de Spoleto y Valnerina adoptan un lenguaje singular, con vibrantes pasajes cromáticos: así es la Cruz de Alberto Sotio, actualmente en la catedral de Spoleto, también lo es la Cruz de Petrus di Campi. Un estilo que afecta a todos los artistas del siglo XIII, desde Simeone y Machilone, al Maestro de San Felice di Giano hasta Rinaldetto di Ranuccio, que crea una auténtica escuela del Ducado de Spoleto.

Con el paso del siglo, la situación no cambia. Los maestros de Spoleto del siglo XIV, lamentablemente todavía anónimos, se alimentan de las novedades de Asís, aunque las declinan de acuerdo a un gusto particular, creando así un centro cultural autónomo y casi desconocido, que incluye una gran parte de la Italia central.

Giovanni Previtali, en sus estudios de la escultura en madera, había “creado” la Umbría a la izquierda del Tíber, un territorio suprarregional que comprendía desde Spoleto a L’Aquila y que llegaba hasta Rieti, Teramo y Ascoli Piceno. Aquí, en cambio, se construye un Trecento totalmente alternativo a los grandes centros artísticos italianos, como Florencia, Siena, Venecia y Rimini. Por ejemplo, los retablos nunca son en forma de polípticos, tan frecuentes entre la Toscana y el Veneto, pero encontramos en cambio los tabernáculos monumentales, objetos que contienen una escultura de madera central, con puertas pintadas con escenas historiadas. También resulta notable la autonomía iconográfica de estos pintores, que representan escenas narrativas inéditas incluso en contextos más reducidos, como las historias de la Virgen del ábside de la Colegiata de Visso, donde encontramos el banquete nupcial de la Virgen y san José, o la famosa procesión dei Bianchi de Cola di Pietro en Vallo di Nera.

Esta zona carece de una escultura de piedra propia; probablemente todo se realizaba en madera, y de este modo aparecen pequeñas maravillas como la efigie de San Ponciano procedente de la basílica homónima de Spoleto que formaba parte de una disposición del espacio sacro que era un verdadero teatro sagrado, inspirado en la Basílica de Asís.

El Maestro de Cesi, el Maestro de la Cruz de Trevi, el Maestro de Fossa, son los protagonistas de una gran época, capaz de proporcionarnos pequeñas obras maestras como el díptico Cini o la tabla de San Francisco en Montefalco, actualmente en la colección personal del Papa. Nos encontramos ante una búsqueda en el patrimonio pictórico y escultórico tardomedieval aún hoy desconocido, un capítulo importante en la historia del arte y hasta ahora subestimado, con numerosas obras inéditas que se encuentran en el territorio: cientos de metros cuadrados de frescos, docenas de esculturas de madera y especialmente nuevos contextos para reconsiderar y examinar en profundidad.

La iglesia de Santa Maria di Vallo di Nera, la de San Lorenzo en Borgo Cerreto, por no pensar en Sant’Agostino de Norcia o San Francesco en Cascia, áreas con un gran despliegue de frescos, son auténticos laboratorios de estudio sobre el terreno.

En los últimos veinte años, la Soprintendenza ai Beni Storico Artistici de Umbría ha procedido a la restauración de una gran cantidad de obras, todo ello perfectamente documentando.

Esta es una importante operación de estudio y recuperación de la enorme cantidad de materiales que han surgido y continúa emergiendo, deseable no sólo para la documentación de los existentes, sino también, y sobre todo, para la valoración de un importante tejido cultural, para la reconstrucción de un contexto histórico-artístico desconocido para la mayoría de estudiosos y apasionados, pero que tiene caracteres específicos, especiales, y muy a menudo importantes, no sólo en el panorama local.

La exhaustiva investigación iconográfica del volumen ha sido llevada a cabo tanto en Italia (Bordighera, Florencia, Milán, Rávena, Roma, Venecia, Ciudad del Vaticano) como en el extranjero (Berlín, Bryan Athyn, Esztergom, Kiev, Londres, París, Worchester) en los museos que conservan testimonios significativos de obras procedentes del territorio umbro. Y, por supuesto, cabe destacar la extensa campaña fotográfica llevada a cabo precisamente en Spoleto, en toda la Valnerina y otros lugares interesados: Cerreto di Spoleto, Vallo di Nera, Borgo Cerreto, Orsano, Preci, Campi di Norcia, Forsivo, Lenano, Eggi, Campello, Fontana, Castel Ritaldi y Montefalco.

amazonesamazonfr
amazonit