Joan Valero

Saint-Bernardin de Sienne. Entre dévotion et culture: fonction de l’image religieuse au XVe siècle

Iconografía medieval de la figura de San Bernardino, la cual conoció una muy notable fortuna artística

amazones

amazonfr

amazonit

amazoncom

Categoría:

Descripción

DANIEL ARASSE. Saint-Bernardin de Sienne. Entre dévotion et culture: fonction de l’image religieuse au XVe siècle, Hazan, 2014, 304 p.
ISBN: 978-2754102551

En el contexto de la evangelización popular en la Baja Edad Media, la fortuna artística del franciscano San Bernardino de Siena (1444) llegó a ser excepcional; tiene relación con las cuestiones relacionadas con la función social y religiosa de la pintura en los años 1420-1430, durante el surgimiento de la pintura moderna en Italia. El santo predicador ha sido objeto de innumerables representaciones desde su muerte, incluso antes de su canonización.

Desarrollando la iconografía de la glorificación del santo, Daniel Arasse hace hincapié en que se trata del primer santo cuya imagen pintada refleja, sin duda, al personaje real, tal como lo demuestra la máscara mortuoria conservada en L’Aquila. Este rasgo de “similitud” o “verdad dentro de la imitación”, contemporáneo al desarrollo del retrato en el Renacimiento, tiene tantas variantes que en su censo, el autor ha tenido que oponer al concepto del retrato el de las figuras inspiradas en modelos originales, más que en el modelo original, unos modelos que se asocian en series dentro de las cuales se constatan similitudes entre ellas.

Lejos de la iconografía tradicional de los santos fundada en sus atributos, el rostro de San Bernardino se describe como el resultado de un “extraordinario trabajo figurativo” e ideológico, constitutivo de la puesta al día del tipo de santo ascético y espiritual cuyo signos particulares permiten restituir el “retrato-robot”.