Joan Valero

Late Medieval and Renaissance Textiles

Catálogo de 36 obras textiles de la Edad Media y el Renacimiento, con algunas piezas inéditas hasta la fecha

amazones

amazonfr

amazonit

amazoncom

Categoría: Etiqueta:

Descripción

ROSAMUND GARRETT, MATTHEW REEVES. Late Medieval and Renaissance TextilesPaul Holberton Publishing, 2018, 180 p.
ISBN: 978-1911300489

Esta publicación, la primera de su tipo en muchas décadas, reúne treinta y seis raras y lujosas obras textiles europeas creadas entre finales del siglo XIV y finales del siglo XVI. Incorporando objetos hechos tanto para un uso secular como litúrgico, explora los contextos de su creación, sus funciones y propósito, y sus fortunas cambiantes a lo largo de los siglos posteriores.

Después del trabajo de los orfebres, los tapices y los bordados se encontraban entre las formas de arte más costosas de la Edad Media, debido a sus materiales preciosos y las innumerables horas requeridas para producirlos. Ya sea colgados en las paredes o llevados por las personas, las obras textiles proporcionan una muestra potente de la riqueza y el estado de sus propietarios. Su vívida decoración también proporcionó el telón de fondo perfecto para concursos cortesanos, ceremonias reales y festivales litúrgicos.

Incluso una rápida mirada a las pinturas tardomedievales muestra de qué modo las piezas textiles modelaron la textura visual de las ocasiones que representan. Aunque siempre fueron llevadas a cabo por artesanos especialistas, en la Baja Edad Media, estas obras a menudo se hicieron siguiendo los diseños proporcionados por los principales pintores de su época. Sin embargo, solo una pequeña fracción de lo que se hizo ha sobrevivido. La fragilidad de las telas, los daños ocasionados por la luz y los insectos, junto con las alteraciones debidas al uso, han hecho que este material sea extremadamente raro.

Este catálogo incluye treinta y seis obras textiles tardomedievales y renacentistas, muchas de las cuales publicadas por primera vez, que en conjunto abarcan un período de casi doscientos años. Están organizadas por países, comenzando con ejemplos no registrados de ‘opus anglicanum‘ realizados en talleres ingleses entre alrededor de 1400 y la víspera de la Reforma.

Les siguen textiles de Francia, los Países Bajos, Alemania, Italia y España. Diferentes materiales y clases de obras se agrupan en cada una de estas divisiones regionales. Por ejemplo, las vestiduras litúrgicas y los paramentos de los altares se juntan con suntuosos terciopelos y manteles delicadamente bordados. Juntos, encapsulan la increíble amplitud de las florecientes industrias textiles de Europa durante este período.