Joan Valero

Il duomo di Milano. Una disputa medievale sul modello del tempo

El congreso de arquitectos sobre la construcción de la catedral de Milán, a partir del estudio previo de Gabriele Stornaloco

amazones

amazonfr

amazonit

Descripción

GIUSEPPE VALENTINI. Il duomo di Milano. Una disputa medievale sul modello del tempo, Lindau, 2017, 104 p.
ISBN: 978-8867087600

El Duomo es el icono de Milán. Entre los numerosos monumentos de la capital lombarda se encuentra la catedral más emblemática de la ciudad y de su historia. Un edificio de inmenso valor artístico, que merece ser conocido por los complicados acontecimientos de su construcción.

En el año 1386, el arzobispo Antonio da Saluzzo y el Duque acordaron la necesidad de construir una nueva catedral para reemplazar la antigua iglesia de Santa Maria Maggiore y se iniciaron los trabajos con los obreros lombardos. Sin embargo, su estilo anticuado tal vez no resultaba del todo agradable a la corte. Por este motivo, a Simone de Orsenigo le sucedió Nicolas de Bonaventure, los ladrillos fueron sustituidos por el mármol rosa de las canteras de Candoglia, y se comenzaron a buscar artífices con experiencia en las cortes y obras de construcción en toda Europa.

Algunos de estos maestros, sin embargo, cuestionaron la fiabilidad estática de las estructuras y, alimentando la inseguridad y la desconfianza, bloquearon las obras. Para restablecer la serenidad necesaria y tranquilizar a los compradores fue convocado desde Piacenza un prestigioso matemático, conocedor de la práctica de la construcción, del vocabulario de los maestros canteros y del dibujo técnico, poseyendo al mismo tiempo una sólida cultura nutrida por la filosofía escolástica dominante en las universidades.

Conocido como Gabriele Stornaloco, en realidad pertenecía a la influyente familia de Piacenza de los Scovaloca, ricos comerciantes, banqueros de confianza del papa e importadores de lana de Inglaterra.

Sobre la base de los datos analíticos y gráficos de su informe magistral, redactado tras una minuciosa inspección llevada a cabo in situ, se realizó, como era práctica habitual, un modelo de madera y fue convocado un solemne congreso, con el ritual en uso en la Facultad de Artes, en presencia de todos los maestros ingenieros y arquitectos y de las máximas autoridades de la fábrica. Se discutió sobre once dudas, que representaron las cuestiones más polémicas, con un resultado en los votos de casi total unanimidad. Algunos críticos malévolos fueron despedidos y la gran obra recuperó el ímpetu inicial.

En este estudio, Giuseppe Valentini nos impulsa hacia la ciudad de Milán de finales del siglo XIV, y nos sumerge en el fascinante mundo de los constructores de catedrales, restituyendo una época rica en arte y belleza.