Joan Valero

Hispano-Flemish Art and the Miraflores Tombs

Examen del fenómeno del estilo denominado “hispanoflamenco” en la Castilla del siglo XV, centrado en las tumbas de la cartuja de Miraflores

amazones

amazonfr

amazonit

amazoncom

Descripción

RONDA KASL. Hispano-Flemish Art and the Miraflores Tombs, Brepols, 2014, 300 p.
ISBN: 978-2-503-54624-7

Este libro, que examina el fenómeno del estilo denominado “hispanoflamenco” en la Castilla del siglo XV, proporciona una relación de los monumentos más importantes pertenecientes a esta corriente, y describe la forma en que se contextualizan en los entornos sociales y culturales específicos. El comercio, la diplomacia y la inmigración tienen una gran influencia en la presencia generalizada del arte y los artistas del norte de Europa en Castilla durante este período; estos mecanismos de contacto e intercambio internacionales son el punto de partida de la presente investigación.

El primer capítulo del libro detalla las relaciones comerciales entre Castilla y los centros artísticos del norte de Europa, haciendo hincapié en el papel dominante de los comerciantes de Burgos y documentando la importancia de las obras de lujo importadas, como tapices, pinturas y esculturas. La presencia de obras de arte importadas en Castilla fue acompañada por un número igualmente destacado de artistas inmigrantes, algunos itinerantes y otros unidos a talleres permanentes. La influencia que éstos ejercieron es analizada en el segundo capítulo, con un especial énfasis en el establecimiento de talleres familiares multigeneracionales bajo la dirección de maestros de origen foráneo. Estos talleres consolidaron estilos extranjeros en suelo castellano e influenciaron decisivamente las formas en las que se aprendieron, transformaron y transfirieron las convenciones visuales. La receptividad de los clientes hacia las cualidades visuales del estilo importado es analizada en relación con su capacidad para reafirmar valores sociales, políticos y espirituales emergentes.

La adopción de formas artísticas nórdicas en Castilla, detectada por primera vez en la decoración escultórica de capillas funerarias de mediados de la cuarta década del siglo XV, se mantuvo durante el resto del siglo, y culminó con la finalización de la cartuja de Miraflores, bajo el patrocinio de Isabel de Castilla.

El tercer capítulo describe los motivos religiosos, conmemorativos y políticos que llevaron a la fundación del monasterio por parte de Juan II y los motivos que animaron los esfuerzos de su hija para completarlo. Se establece la cronología de las obras en relación con los acontecimientos históricos y se detalla la intervención de Juan y Simón de Colonia, Gil de Siloé, Juan de Flandes y otros artistas. La reelaboración del lenguaje escultórico nórdico de Siloe en Miraflores fue un proceso distintivo, estimulado por las exigencias de su mecenas real, condicionado por las prácticas de un taller heterogéneo, y obligado a visualizar un nuevo concepto de soberanía real.