Joan Valero

Dal Giglio al David. Arte civica a Firenze fra Medioevo e Rinascimento

Catálogo de una exposición dedicada a obras de arte originalmente destinadas a los edificios públicos de Florencia

amazones

amazonfr

amazonit

amazoncom

Descripción

MARIA MONICA DONATO; DANIELA PARENTI (ed.). Dal Giglio al David. Arte civica a Firenze fra Medioevo e Rinascimento, Giunti, 2013, 352 p.
ISBN: 978-8809784994

Catálogo de la exposición llevada a cabo en la Galleria dell’Accademia (14 de mayo a 8 de diciembre de 2013), donde se presentan obras de arte destinadas originalmente a los edificios públicos de Florencia, los edificios que albergaban a los magistrados que gobernaban la ciudad y las sedes de los antiguos gremios. La exposición toma en consideración la heráldica, la religión cívica, los lugares emblemáticos de la ciudad (el Palazzo dei Priori, el Palazzo del Podestà, Orsanmichele), las facciones políticas dominantes (los angevinos, las corporaciones gremiales, los güelfos y los gibelinos), ilustrando los temas figurativos elegidos y ofreciendo así una nueva interpretación para diversas obras artísticas que pone de relieve la importancia de las imágenes en la comunicación y la propaganda de los grupos que gobernaban en Florencia en la época comunal y republicana, antes de que el auge de los Medici modificase profundamente la política y la estética de la ciudad.

Las obras que componen la exposición, por lo tanto, muestran un lenguaje figurativo complejo, lleno de referencias alegóricas, donde se compenetran lo sagrado y lo profano, como en el Palazzo dei Priori, actualmente conocido como Palazzo Vecchio; se podían ver las imágenes de San Cristóbal y la Rueda de la Fortuna, del héroe mitológico Hércules, presente en el sello oficial de la ciudad, y de David, cuyo original esculpido por Miguel Ángel en la Galería de la Academia cierra el recorrido de la exposición. Las imágenes religiosas son las que mejor han sobrevivido a los avatares de la historia, como lo demuestran las numerosas representaciones de la Virgen en majestad, los santos patronos, los episodios evangélicos como la Incredulidad de Santo Tomás, o las imágenes relacionadas con la administración de la justicia. Algunos raros dibujos renacentistas y el fresco procedente de la antigua prisión delle Stinche (ahora en el Palazzo Vecchio ) ilustran el tipo de pinturas murales de carácter difamatorio situadas en lugares públicos, a menudo con horribles detalles, hechos y figuras impopulares de la ciudad de Florencia.

Otras imágenes encontraban su lugar en el mercado, para el cual el escultor Donatello ejecutó la estatua de la Abundancia, hoy perdida, pero documentada al servir de modelo para obras realizadas en los siglos siguientes. También la decoración de las puertas de la ciudad y las imágenes heráldicas que adornaban los muros constituían una oportunidad para rendir homenaje a la ciudad y sus aliados. En la exposición se ha prestado especial atención a los gremios (Arti), verdadero motor económico de Florencia, que dirigían el poder político de facto; la adscripción a una de las corporaciones era una condición esencial para participar en la vida política de la ciudad. La exposición reúne, por primera vez en dos siglos, las imágenes de los patrones que fueron colocados originalmente en los pilares de la iglesia de Orsanmichele, creada a partir de la transformación gradual en lugar de culto del antiguo mercado de grano y confiada a las gremios, que lo convirtieron en un auténtico tesoro artístico.