Joan Valero

Reseña: La mesa de los reyes. Imágenes de banquetes en la Baja Edad Media

MARíA ANTONIA ANTORANZ ONRUBIA. La mesa de los reyes. Imágenes de banquetes en la Baja Edad Media, Grupo San Gregorio, Zamora, 2010, 184 p.
ISBN: 978-84-614-6020-5

Durante la baja Edad Media los banquetes de nobles y reyes eran celebraciones extremadamente refinadas organizadas con una etiqueta rígida y complicada que abarcaba desde la forma de poner la mesa hasta la de trinchar y servir los alimentos; sin embargo, la imagen popular que se tiene de ellos es la de reuniones, poco menos que salvajes, donde se comían cantidades enormes de alimentos, se bebía sin tasa y de los que las buenas maneras y la higiene estaban ausentes. Una imagen caricaturesca que el cine de Hollywood inventó y ha calado firmemente en la mentalidad de la gente afianzada en los últimos años por la moda de recrear la Edad Media en celebraciones turísticas que ha inundado de un extremo a otro nuestro país.

El conocimiento que tenemos de la Edad Media gracias a la arquitectura, la pintura, la escultura, los vitrales, los frescos, las miniaturas, e incluso los tapices es enorme. El día a día se presenta ante nuestros ojos captado con la precisión y la proximidad a la realidad que los artistas de este periodo buscaban. La pintura es un documento que nos proporciona datos curiosos, pero, sobre todo, pone imagen a lo que, a veces, ya sabemos por los textos. Tenemos imágenes de cómo eran los suelos, las tapicerías, la vajilla, cómo ponían y quitaban las mesa, o cómo les preocupaba que se les mancharan los manteles con el vino que caía del borde de las jarras y los protegían con salvamanteles; cómo se danzaba tras la comida, cómo iban vestidos, etc. Tras una minuciosa observación, podemos decir que casi todo tiene su imagen en los banquetes que pintaron en este periodo.

Texto facilitado por: María Antonia Antoranz