Joan Valero
Del romànic al gòtic. El monestir de Santa Maria de Roca Rossa. Tordera - El Maresme

Del romànic al gòtic. El monestir de Santa Maria de Roca Rossa. Tordera – El Maresme

JOAN BOU I ILLA;  JAUME VELLVEHÍ I ALTIMIRA. Del romànic al gòtic. El monestir de Santa Maria de Roca Rossa. Tordera-El MaresmeGrup d’Història del Casal, Mataró, 2010, 144 p.
ISBN: 978-84-613-9836-2

Hablar de arte medieval de la comarca del Maresme provoca cierto grado de perplejidad por una razón bien simple: la percepción de una comarca definida por la gran mutación del paisaje y de su contenido. Carreteras, urbanizaciones, segundas residencias y otras alteraciones urbanísticas que han maltrecho o, en el mejor de los casos, ocultado un patrimonio de largo recorrido. Sin embargo, Joan Bou y Jaume Vellvehí nos descubren la singularidad de la canónica de Santa Maria de Roca Rossa en un trabajo divulgativo a la par que aporta documentación inèdita y interessantes aspectos poco conocidos que trascienden el interés estrictamente local.

El monasterio de Santa Maria de Roca Rossa fue fundado por el vizconde de Gerona Guerau III de Cabrera en 1145 en el orden de San Agustín. El estudio de la arquitectura del conjunto monàstico apunta diversas fases constructivas con elementos románicos y otros ya claramente góticos.

La descripción que el jesuita Joan B. Ferreres realizó en 1929 de un misal con ilustraciones del siglo XII procedente de Roca Rossa que en aquel momento se conservaba en una colección particular, permite a los autores contrastar el santoral que contiene el códice con el estudio que realizan de la alimentación en la canónica a partir de una sentencia de 1407 sobre la alimentación y obligaciones de aquella comunidad, resultando un calendario festivo de cierta influencia francesa.

Dedican tambien la atención al arraigo de la comunidad entre la población de su area de influencia inmediata y dejan entrever la posible conflictividad con una importante comunidad benedictina: Sant Salvador de Breda con la que compartiran àrea de influencia e interés patrimonial i social.

El trabajo de campo les ha permitido localizar e identificar sobre el terreno no ya los principales mansos vinculados a la canónica: Can Camps, Can Montsant, Can Caselles o La Júlia, sino también el destacado molino de Rupit en Riudarenes: un complejo molinero que conserva las estructuras de dos molinos del siglo XIII. O un gran bloque granítico con cruces esculpidas situado en pleno bosque y que corresponde sin duda alguna a una de las cruces de término en los límites del monasterio y que a su vez ha permitido situar sobre el mapa las otras cruces y delimitar el perímetro monástico.

Texto facilitado por: Jaume Vellvehí

 

Compartir...Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Share on LinkedIn