Joan Valero

Al servei de l´altar. Tresors d´orfebreria de les esglésies catalanes, segles IX-XIII

LOURDES DE SANJOSÉ I LLONGUERAS. Al servei de l´altar. Tresors d´orfebreria de les esglésies catalanes, segles IX-XIII, Arxiu i Biblioteca Episcopal de Vic, 2018, 590 p.
ISBN: 978-84-09-01480-4

El objetivo de esta publicación es el estudio del taller catalán de orfebrería y de metal entre los siglos ix y xiii, a través del análisis de los tesoros litúrgicos de las iglesias catalanas, y específicamente de aquellos al servicio del altar. Entendemos por taller el conjunto de obradores que formaban un entramado, una verdadera red dedicada a la fabricación de objetos litúrgicos de metal (preciado o no), vinculados a la Iglesia o bien de carácter laico. El libro es la reconversión del estudio y catálogo de nuestra tesis doctoral.

Desde el inicio, el primer objetivo de la investigación fue conocer las obras que configuraban lo que entendemos por taller medieval catalán del metal. Y la primera dificultad ha sido la ausencia de obra conservada, principalmente de metal preciado. Casi todas las obras de mayor calidad pertenecientes a las artes suntuarias de los siglos ix-xii se han perdido. Si no fuese por la documentación, ya ni siquiera formarían parte de nuestra memoria. Y eso es precisamente lo que hemos querido hacer: recuperar los documentos y con ellos las menciones de tantísimos objetos litúrgicos que hacen del taller catalán de orfebrería y metal de los siglos x-xii uno de los grandes talleres del Occidente cristiano.

Nuestro primer paso del trabajo de campo para configurar el corpus de obra de este taller de metal y orfebrería altomedieval catalán se encaminó hacia los museos catalanes que conservan este tipo de producción. El inventario de obra es el que nos ha proporcionado la materia prima para integrarla en el catálogo razonado. Está formado por ciento trece objetos litúrgicos. Asimismo, hemos tenido presente fragmentos que no tienen entidad propia por sí mismos, pero que también los hemos considerado para apoyar nuestra hipótesis de la existencia de una variante o vertiente del taller catalán de metal, el taller catalán «a la manera de Limoges».

En la selección de las obras hemos seguido dos criterios: 1) las obras que consideramos del taller catalán del metal, y 2) las obras foráneas que han tenido presencia histórica en Cataluña y que pueden haber influido en la obra de este taller catalán. Por otra parte, hemos excluido todos los ejemplares que no hemos considerado de esta tradición y de cuya presencia histórica en Cataluña no tenemos constancia.

Una vez incorporadas las obras al catálogo las hemos analizado y estudiado. Los datos técnicos del inventario (museo, institución o colección privada; bibliografía; exposiciones) nos han proporcionado la ficha individualizada de cada obra. Se trata de una catálogo razonado, en el que hay un estudio en profundidad y personalizado de cada pieza. Cuando ha sido posible las hemos vinculado o comparado por su semejanza (ornamentación, factura, técnica, cronología o taller) y las hemos relacionado y confrontado con representaciones de los mismos objetos litúrgicos en manuscritos iluminados, pintura mural y sobre tabla, y escultura catalanes. También las hemos comparado con objetos foráneos de metal (preciado o no), con marfiles y otros objetos de otros materiales. Esta herramienta ha sido imprescindible para nuestro discurso.

Las imágenes son relevantes y de gran trascendencia cuando faltan los originales de metal. Son las que nos han permitido configurar prototipos que, por desconocimiento, no hubiese sido posible elaborar de otra forma.

Un problema que se nos presentó desde el inicio de nuestro trabajo de campo es el hecho de que son poquísimos los objetos de metal noble (oro y plata) que se han preservado, a pesar de la gran cantidad de ellos que se cita en los documentos.

El corpus de la obra y su catalogación han hecho posible que podamos definir y acotar algunas de las tipologías que consideramos más importantes, esto es: el cáliz y la patena, la cruz y el incensario. Más problemático ha sido configurar la evolución del báculo, y aún mucho más la del frontal, por la ausencia absoluta de ejemplares catalanes. A pesar de ello, nos hemos basado en la documentación y con su ayuda hemos intentado hacer progresar su estudio.

El ejemplo más paradigmático es el cuerpo de los incensarios, de los que hemos estudiado unos sesenta ejemplares. La cantidad que se ha conservado y los diversos modelos existentes nos han llevado a clasificarlos en grupos e incluso en subgrupos, en el caso de aquellos prototipos que muestran variedad ornamental dentro de un mismo modelo. En las otras tipologías que consideramos más importantes hemos seguido la misma metodología y hemos establecido su evolución dentro de la cronología estudiada.

El libro se estructura en dos grandes apartados: el estudio y el catálogo, se han ordenado las obras según dos criterios: el orden cronológico, en los capítulos del estudio inicial, y el orden tipológico, en el catálogo.

El estudio se divide en diferentes capítulos: el primero analiza la historiografía y la situación actual de los estudios de la obra de metal en la cronología examinada. El segundo estudia la configuración de las principales tipologías de los objetos del altar, esto es, el cáliz, la patena, la cruz, el incensario y el báculo, además de otras tipologías menos significativas en la liturgia o con poca obra conservada.

Por lo que respecta al estudio de la obra de metal propia catalana, se ha dividido en dos etapas: el capítulo tercero se dedica al taller catalán de metal de la primera época condal (siglos ix-xi), y el capítulo cuarto, a los siglos xii-xiii.

El quinto y último capítulo estudia la obra de Limoges y su relación con la producción catalana que la imitaba, que definimos como «obra catalana a la manera de Limoges».  Reúne la obra hecha en Cataluña según los parámetros del taller lemosino.

A lo largo de todo el estudio se publican diversas láminas. Hemos diferenciado las que explican la evolución de las tipologías al servicio del altar, y las láminas que incluyen imágenes comparativas de obras, cuando falta la obra de metal de origen catalán. Son imágenes de producciones artísticas catalanas: ilustración de manuscritos, pintura mural y sobre tabla, y escultura. Cuando no las hemos encontrado catalanas, hemos incorporado a las láminas producciones foráneas de metal y de otros materiales para apoyar nuestras hipótesis de trabajo.

El segundo apartado del libro es el catálogo razonado de la obra de metal y de orfebrería del taller catalán de los siglos ix-xiii

El catálogo aporta obra de plata, de cobre, de cobre champlevé, de bronce, de peltre (o estaño) y, excepcionalmente, de hierro.

El libro concluye con la bibliografía general y la traducción al castellano y al inglés del apartado del estudio.

La publicación se completa con los anexos: bibliografía, créditos, índice, y agradecimientos; y con las traducciones al castellano y al inglés del Estudio. El número total de ilustraciones e imágenes es de 690 de las que 353 son figuras, 113 imágenes de fichas de catálogo y 224 ilustraciones de las láminas.

Texto: Lourdes de Sanjosé